Un espacio que permitió aportar conocimientos al desarrollo regional
Cuatro años de los Laboratorios de la UNVM
Vie, 30/06/2017 - 13:43

El acto se realizó el martes 4 de julio en el Campus. La obra de 1200 metros cuadrados se inauguró en 2013 y surgió ante la demanda de un grupo de docentes e investigadores.

 

En mayo del 2010, un grupo de docentes e investigadoras le manifestaron al decano del Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Básicas y Aplicadas, magister Hugo Traverso, la imposibilidad de seguir trabajando en un pequeño espacio que hacía las veces de laboratorio, ya que no era suficiente para el creciente número de investigadores, becarios de grado y posgrado.

 

Esa inquietud llegó al por entonces rector, abogado Martín Gill, quien comenzó a gestar en un edificio propio de Laboratorios para la Universidad Nacional de Villa María (UNVM). Las iniciativas y las necesidades legítimas hicieron posible el financiamiento para la construcción.

 

Diferentes áreas participaron del proyecto que se ejecutó bajo la dirección de la Secretaría de Planificación dirigida por el ingeniero Germán Cassetta. Finalmente, el 4 de julio de 2013 se inauguró un moderno módulo de 1.200 metros cuadrados cubiertos con el objetivo de brindar un espacio para la docencia, la investigación y la extensión. Además, se fortaleció la enseñanza para los estudiantes y la posibilidad de prestar mayores servicios.

 

Los Laboratorios permitieron que los equipos de investigación dispongan de una infraestructura adecuada y un mejor equipamiento. Docentes, investigadores y estudiantes utilizan estas modernas y amplias instalaciones, aportando conocimientos en áreas claves para el desarrollo regional, como son la agroalimentación; la biotecnología animal, vegetal, alimenticia; y el medio ambiental. De este modo, esta obra potenció la formación de futuros profesionales de la universidad, y consolidó los proyectos de investigación que se desarrollan en el seno de la UNVM.

 

Posteriormente, con la creación del Centro de Investigaciones y Transferencia (CIT) se consolidó el nexo entre el CONICET y la UNVM permitiendo grandes avances para la institución y constituyéndose la universidad como receptor e impulsor de distintas estrategias orientadas a promover el desarrollo científico-tecnológico en la región y en el país, mediante la formación de recursos humanos especializados, la generación y transferencia de conocimientos con fuerte anclaje local y regional.

 

Los avances que se obtienen permiten colocar a la casa de altos estudios local a la altura de las demandas sociales, siendo capaces de responder a problemas concretos de la región, generalmente vinculados a áreas agroalimentarias o agropecuarias cuyos esfuerzos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de los argentinos, como devolución necesaria hacia quienes con su aporte sostienen el sistema universitario argentino.

 

 


Compartí esta publicación