Investigación de Ciencias Básicas y Aplicadas
Analizan creación de un bioinsecticida
Vie, 01/07/2016 - 11:34

El recién incorporado el Centro de Investigaciones y Transferencia (CIT UNVM - Conicet), doctor Leopoldo Palma, avanza en el desarrollo de un bioinsecticida de características ecológicas a través del aislamiento de bacterias Bt.
 
El doctor Leopoldo Palma es un investigador especializado en la búsqueda, análisis y estudio de Bacillus thuringiensis (Bt), una bacteria ubicua que se encuentra en suelos cultivados o no, que genera micro cristales proteicos tóxicos para algunas plagas agrarias o domésticas.
 
La idea principal es crear una colección o cepario de origen regional, aislando bacterias autóctonas del cinturón verde de la ciudad de Villa María con potencial insecticida contra plagas de relevancia. Èstas pueden ser utilizadas, luego, como base o materia activa en el formulado de bioinsecticidas para que actúen contra plagas de los cultivos y mosquitos vectores de enfermedades humanas, como el dengue, o bien para el desarrollo de plantas transgénicas.
 
Bacterias con alto valor biotecnológico
Según el investigador, las distintas cepas de la Bacillus thuringiensis (Bt), han probado tener un contenido multigénico insecticida, lo que les permite actuar contra más de una plaga. La colección que se encuentra formando busca tener las cepas con mayor versatilidad insecticida.
 
Para identificarlas “las etapas del proceso son: tomar muestras del suelos cultivados, aislar las bacterias y luego ensayarlas contra algunas de las plagas más relevantes en nuestro país, especialmente plagas de lepidópteros (orugas o isocas)”. En los ensayos “se fermenta la bacteria en un medio del cultivo líquido (caldo). Cuando esta esporula genera el cristal insecticida, se lo puede purificar y dárselo en dieta artificial a los insectos para ver si producen mortalidad”.
 
Actualmente, entre las plagas que mayor interés tienen en el estudio pueden citarse: la Diatraea saccharalis, Spodoptera cosmioides y Rachiplusia nu. Spodoptera cosmioides que es, además, una oruga resistente a la soja Bt (soja transgénica resistente a algunas plagas) y es muy común encontrarla en las plantaciones de soja. En este sentido, la obtención de estos nuevos pesticidas, permitirían reducir el uso de agroquímicos y ofrecer alternativas “respetuosas con el medioambiente”.
 
Adicionalmente, dado el contenido multigénico de las cepas, es posible que no solo produzca mortalidad contra la plaga de mayor interés a nivel local sino también contra otras plagas secundarias pero no por eso menos importantes en nuestro país y en el mundo.
 
Formación Académica
El doctor Leopoldo Palma se formó en la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) como Técnico en Laboratorio y Microbiólogo. En el año 2003 partió hacia España para radicarse y desarrollar su carrera en la Universidad Pública de Navarra, donde realizó un Doctorado en Biotecnología, dentro del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), el homólogo local del CONICET.
 
En 2015, a través del programa de Becas Post Doctorales de repatriación del CONICET, concebidas para la reinserción de investigadores argentinos residiendo en el exterior, pudo retornar al país. De regreso en Argentina, fue invitado a desarrollar sus investigaciones en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) ubicada en Esperanza, provincia de Santa Fe.
 
Un año después, tras conocer el Centro de Investigaciones y Transferencia (CIT) de Villa María, tomaría la decisión de sumarse al mismo, sorprendido tanto por el equipamiento de sus laboratorios como por la infraestructura, pero por sobre todo, por el capital humano que en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) reside.
 


Compartí esta publicación