Infraestructura universitaria
Laboratorios de la UNVM, en su etapa final
Vie, 08/03/2013 - 13:15

La obra, próxima a inaugurarse, permitirá fortalecer la formación estudiantil, generar avances en proyectos de investigación científico – tecnológica y prestar servicios a terceros.

 

La construcción del edificio que albergará a los nuevos laboratorios de la Universidad Nacional de Villa María se encuentra en su tramo final, así lo confirmó el secretario de Planificación de la casa de altos estudios, ingeniero Germán Cassetta, quien además adelantó que este moderno espacio sería habilitado durante los primeros días de abril.

 

Se trata de una obra que impactará positivamente no sólo en la formación de los futuros profesionales del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas, sino también en la consolidación de distintos proyectos investigativos que se vienen desarrollando en el seno de la UNVM.

 

“Los laboratorios permitirán que nuestros equipos de investigación, compuestos por docentes y estudiantes, cuenten con una infraestructura adecuada, mejor equipamiento y mayor comodidad para trabajar”, puntualizó el funcionario.

 

En los últimos años, el sistema universitario en su conjunto se constituyó como receptor e impulsor de distintas estrategias orientadas a promover el desarrollo científico – tecnológico en todo el país. Frente a este contexto, se aspira a posicionar a la casa villamariense como referente en la formación de recursos humanos especializados, la generación y transferencia de conocimientos con fuerte anclaje local – regional, y la prestación de servicios a la comunidad.

 

“Tenemos el desafío de colocarnos a la altura de las demandas sociales, siendo capaces de responder a problemas concretos de nuestra región, generalmente vinculados a áreas agroalimentarias o agropecuarias”, consideró.

 

La obra

Germán Cassetta explicó que la gestión para materializar el proyecto de este edificio modelo inició en 2011 y su aprobación se enmarcó dentro del Programa de Infraestructura Universitaria que impulsa el Ministerio de Planificación Federal.

 

Diseñados para satisfacer las necesidades académicas de los próximos 10 años, la construcción de los laboratorios demandó una inversión de 8 millones de pesos que fueron aportados por el estado nacional.

 

La superficie cubierta, de 1200 metros cuadrados, se encuentra ubicada espacialmente detrás de los módulos áulicos y cuenta con dos sectores diferenciados: uno pedagógico, compuesto por cuatro aulas que permitirán el dictado de clases teórico – prácticas a 120 alumnos de manera simultánea, y otro de investigación, el cual contará con gabinetes de trabajo especializados y áreas destinadas a brindar servicios a la comunidad. Cabe destacar que, en este último sector, los distintos equipos conformados por docentes y estudiantes podrán llevar adelante sus investigaciones financiadas por la Universidad u otros organismos públicos.

 

Según ratificó el secretario de Planificación Técnica, Servicios y Mantenimiento, el edificio cuenta con equipamiento de última generación, cuya adquisición representó una erogación de 2.5 millones de pesos adicionales aportados por Nación. Para la selección de esta aparatología que ya se encuentra instalada en el Campus villamariense se constituyó una comisión docente que ponderó el desarrollo de investigaciones que aporten mejores conocimientos y otorguen resultados de mayor impacto en áreas claves para el desarrollo regional: agroalimentación; biotecnología animal, vegetal, alimenticia; y medio ambiental.


Compartí esta publicación